sun_surya.jpeg

Desde que tengo uso de razón me ha fascinado entender como funciona la consciencia y las emociones humanas.

Recuerdo que a los 7 años le pregunté a mi madre por qué las personas no piensan como yo, por qué toman desiciones que terminan haciéndoles daño a ellos mismos y a otros cuando han podido razonar de diferente manera y tener un resultado positivo para todos. No comprendía por qué las personas no podían ver la opción más provechosa para ellos mismos cuando, para mi, en ese momento pensaba era tan evidente.


También recuerdo en la escuela primaria solía preguntarme casi todos los días por qué ciertos compañeros de clase no se defienden de los que les agreden, por qué se quedan callados ante situaciones que no les agradan, por qué no son capaces de actuar y, por el contrario, solo atinan a tener un comportamiento ajeno a quienes son realmente con tal de encajar o, en el peor de los casos, se encierran en ellos mismos.

Recuerdo conversar en los recreos y preguntarles por qué no actuaron de tal o tal manera, pues para mi en ese momento era tan evidente, y todas sus respuestas siempre eran evasivas, siempre minimizando lo que sucedió y restándole importancia pero en el fondo yo me daba cuenta que ellos cargaban el peso a solas, no era real que no les importaba lo sucedido y les afectaba su capacidad de ser felices siendo ellos mismos con libertad. 


Creo que muchos podemos recordar haber tenido conversaciones desde niños con amigos con estos problemas y siempre llegar a los mismos consejos: "Solo tienes que ser tú mismo, nadie espera que seas como tal o cual" "ellos no es que te odien ni que no quieran ser tus amigos, el problema es que tu te preocupas por encajar y cambias tu personalidad y todos se dan cuenta, solo tienes que ser autentico con quien eres por dentro y listo.", etc.

En verdad, cuanta sabiduría tiene un niño gracias a su inocencia pero que pocos recursos tiene para resolver de raíz un problema por su falta de experiencia.


Pasé los años de primaria y parte de la secundaria deseando que la vida me enseñe lo que estos amigos experimentaban por dentro, ya que entendía que el problema no era la decisión de ser o no ser auténticos, sino que el problema estaba mucho antes de esa decisión. 

¿qué significa ser auténtico? ¿cómo sé que soy o no soy auténtico? ¿cómo se siente ser auténtico?


No es hasta los 15 años que el concepto de trauma psicológico y emocional llegó a mi vida. 

Como bola de nieve que llega a su pico para empezar a caer, una experiencia aparentemente superable y soportable, logró hundirme hasta más no poder.

Decisión tras decisión fui cerrando las puertas de lo social y de lo que me hacia ser yo mismo. En ese momento parecían buenas decisiones pero, a mediano plazo, no sabia a lo que estaba entrando.


Este viaje interno me llevo a buscar respuestas en el ocultismo, la filosofía, la psicología y, finalmente, en lo espiritual. Al punto de haber pasado algunos años de mi vida en universidades, viviendo en templos y dedicándome a ayudar a los demás sin acumular nada.


Sin embargo, todo siempre regresa al mismo punto de partida. La rueda termina de dar su vuelta completa y volvemos a evaluar si se ha movido de lugar o si seguimos dando vueltas en el mismo. Para mi sorpresa, ahi mismo me encontraba.


20 años de experiencias me tomó entender que es mirar hacia dentro por respuestas, luchar con uno mismo y tener algo real y concreto que me ayude a entender lo que siempre fue una curiosidad en mi vida.


Ahora este camino es mi propia terapia y escuela.

Esta pagina es mi intento de compartir y ayudar con lo que esa verdad ha tratado de enseñar en mi camino.